miércoles, 20 de julio de 2011

Denuncian crisis humanitaria en Sudán

El Administrador Apostólico de Malakal (Sudán), Mons. Roko Taban Mousa, denunció que miles de personas están huyendo de la zona de Abyei, disputada por el norte y el sur de Sudán, situación que ha obligado a la ONU este 27 de junio a destinar 4 200 cascos azules etíopes.
"La situación de los desplazados de Abyei sigue siendo dramática, a pesar de la llegada de parte de la ayuda humanitaria", dijo el Prelado.
Según información difundida por la agencia Fides este viernes, el Prelado señaló que "decenas de miles de personas siguen viviendo en la dura selva, bajo la lluvia incesante. Alimentos y medicinas siguen escaseando. Particularmente dramática es la situación de las madres, que se ven obligadas a dar a luz a lo largo de la carretera, a niños que son víctimas de la malaria y la disentería".
Fides indicó que los nuevos cascos azules deben desplegarse después del 9 de julio, fecha de la proclamación de la independencia del Sur de Sudán, con lo que se espera que "la población retome la confianza y vuelva a Abyei, para continuar cultivando la tierra".
Los 4 200 cascos azules se desplegarán en Abyei durante un período inicial de seis meses. Esta región petrolera es escenario de enfrentamientos entre el norte y el sur de Sudán por su soberanía.

ROMA, Jul. 11 / 12:19 am (ACI)