miércoles, 6 de julio de 2011

Luz de esperanza para un nuevo País, Sudán del sur

El Obispo de Rumbek (al Sur del Sudán), Mons. Cesare Mazzolari, misionero en Sudán desde hace más de 30 años, intentará que el nuevo estado africano de Sudán del Sur -cuya independencia llegará el próximo 9 de julio-, rija su constitución bajo la voluntad del pueblo y el consejo de la Iglesia Católica.

En junio en una conferencia en Roma, Mons. Mazzolari presentó el libro "Un Evangelio para África" para explicar al mundo la situación del Sur de Sudán y hacer un llamado a Europa y Occidente: "solo el primado de Dios y el sentirse una sola familia global podrán garantizar un futuro de paz en todo el mundo".

"Quiero hacer un acto público de obediencia a Juan Pablo II", expresó el Prelado al recordar el encargo del Beato Juan Pablo II, "te mando a una tierra injusta…cuida de los más marginados y de los débiles".