• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

lunes, 18 de junio de 2012

Diáconos asturianos enviados a la misión de Bembereké, en Benín


Mons. Jesús Sanz, arzobispo de Oviedo, confirió el domingo solemnidad de Pentecostés el orden del presbiterado al diácono Santiago Lorido García (Teverga, 1977) que venía desempeñando su ministerio en Peñamellera, y el del diaconado a los seminaristas Miguel del Campo Sánchez (Oviedo 1978) y Celestino Riesgo Iglesias (Mieres, 1980). La celebración conjunta se desarrolló en la catedral y contó con la asistencia de unos setenta sacerdotes, además de familiares y amigos que llenaron el templo.
Durante la ordenación de los nuevos diáconos Miguel Ángel del Campo y Celestino Riesgo, el arzobispo de la diócesis les anunció que varios meses del período del diaconado, que se prolonga durante un año, lo desempeñarán en la parroquia misionera de Asturias en la localidad de Bembereké, en Benín, que fue visitada el pasado mes de febrero por Mons. Jesús Sanz.
El prelado puso de relieve el papel de servicio a los pobres y necesitados que conlleva el ministerio del diaconado y afirmó que “con vosotros inauguramos una novedad: seréis enviados a tierras de misión, como ya os he dicho en particular y que hoy hago público a toda la comunidad. La misión diocesana que tenemos en Benín, en Bembereké, será un periodo importante en vuestro camino hacia el sacerdocio”.
De este modo la Iglesia asturiana pretende instaurar como período formativo de los diáconos un tiempo de presencia en aquella zona de África occidental para un mejor conocimiento de la misión y un posterior compromiso misionero. “Allí podréis ver –señaló Mons. Sanz– como hemos visto quienes allí hemos ido, que el abrazo de Dios por sus hijos más pobres y necesitados genera alegría, esperanza, porque el Evangelio siempre y en todo lugar es una buena noticia”.
El arzobispo expresó su felicitación y agradecimiento a los padres de los nuevos diáconos por la acogida de la idea. La misión de Bembereké, en la diócesis de N’Dali, se abrió hace 25 años y más de una decena de sacerdotes asturianos han desempeñado allí su ministerio. Actualmente, la parroquia cuenta con un centro asociado de acogida y de formación, y es atendida desde hace nueve años por el sacerdote asturiano, Alejandro R. Catalina. Después de su visita, el arzobispo de Oviedo se comprometió a reforzar la presencia misionera de Asturias en Bembereké.

OMPRESS-OVIEDO