• Reza y ayuda a las Vocaciones


    22 de abril- Jornada Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Llamada, respuesta y Misión


    Presentación Jornada de Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Mensaje del Papa Vocaciones


    "Escuchar, discenir, vivir la llamada del Señor"
  • ¿Qué es Vocaciones Nativas?


    Una jornada de oración y ayuda a las vocaciones en los Territorios de Misión
  • ¿A quién ayuda Vocaciones Nativas?


    A 75.000 seminaristas y 6.500 novicios/as y 2000 formadores en los territorios de misión
  • ¿Cómo colaborar?


    Con un donativo o con una beca misionera para las Vocaciones de los Territorios de Misión
  • Oración Vocacional


    Recursos de oración para la oración diaria en colegios e institutos

lunes, 11 de marzo de 2013

Experiencias vividas en el día de la Infancia Misionera



El tiempo han pasado desde la celebración de este día, pero seguimos recibiendo testimonios de aquellos misioneros que en ese día se encontraban entre nosotros, y pudieron dar testimonio de lo que viven en la misión con los más pequeños. Estas palabras se recibieron el día de la celebración del día de Hispanoamérica que se leyeron en la parroquia.





Día de la Infancia Misionera


En este día, tuve el gran gozo de celebrar la Eucaristía en la Parroquia de Ntra Sra de la O, en Triana, invitado por su Párroco, D. José Antonio. La presencia de los niños con sus padres alegra la celebración, pues la familia, como iglesia domestica, es parte fundamental de la gran familia de Dios. 

Los niños, siempre deben hacernos reflexionar sobre la preciosa y necesaria infancia espiritual, que no es otra cosa que la total dependencia de Dios nuestro Padre, manifestado en Jesucristo. Como los niños dependen de sus padres para todo, nosotros debemos buscar también esa esencial dependencia de Dios. 

Dejar de buscarnos a nosotros mismos, para buscarnos y encontrarnos en El, que es; fuente de Vida, Amor, Perdón, Alegría, Solidaridad, Verdad, Honestidad, Coherencia, Responsabilidad. 

Todo procede de Dios, y en la medida en que estamos unidos a El, nuestra vida también se convertirá en fuente de vida, y de ella brotará un torrente que alcanzará a los que comparten la vida con nosotros, para convertirnos en testigos creíbles del Evangelio, testigos creíbles de Jesucristo.

Padre Francisco Lunar Trigo
Sacerdote misionero en Perú