viernes, 6 de diciembre de 2013

Sembradores de estrellas

Sembradores de Estrellas

Salir por las calles a ser Sembradores deEstrellas es una actividad llena de alegría y gratuidad. Experimentar la ternura que Dios siente por nosotros, tan palpable en el nacimiento de Jesús, nos mueve a transmitir a los demás ese mensaje de amor, con el deseo de construir entre todos un mundo mejor.

Ser “Sembradores de Estrellas” es mucho más que una forma bonita de pasar un buen rato juntos. Por eso, es fundamental una preparación que ayude a los niños a comprender y a transmitir el significado de lo que van a hacer: convertirse en pequeños misioneros que comparten la buena noticia de Jesús.

 
Convocatoria

Se aprovecha la preparación a las fiestas de Navidad que los niños viven en sus hogares y escuelas. Desde la parroquia y la catequesis se les invita a entrar en el ambiente navideño, disponiéndoles para el encuentro con Jesús.

Los responsables de la pastoral en la parroquia, el colegio o el grupo son quienes harán la invitación a los “Sembradores”. Esa convocatoria a los niños debe hacerse con tiempo suficiente y explicándoles de una manera concreta en qué consiste esta actividad, para que tenga el mayor número posible de participantes.

Para vivir esta gran fiesta de la Infancia Misionera en la que los niños se convertirán en misioneros "portadores de la Buena Noticia de Jesús" invitamos a todos los Sembradores de Estrellas a que se preparen durante todo el Adviento para recibir a Jesús y anunciar esta alegría a los demás. Así el Adviento será un tiempo fuerte para el compromiso misionero de estos niños.


Explicación de la actividad a los niños

Naturalmente, no se puede enviar sin más a los niños a ser “mensajeros” a la calle. Días antes hay que concienciarles de que van a realizar la que seguramente es la única campaña callejera en la que no se pide nada.
Esta preparación no se puede dejar para el último día: hay que elegir bien a los acompañantes, los lugares en los que estarán, quiénes compondrán cada grupo, cómo se regalará la estrella y qué se dirá al realizar ese gesto. No conviene que los niños “se lancen” sobre el transeúnte por sorpresa; llevan un mensaje hermoso y hay que transmitirlo bien.

Celebración del envío

Es muy conveniente que al reparto de estrellas le preceda la celebración del envío de los “sembradores” (incluído en la guía del Adviento Misionero). El envío es un acto cristiano y misionero, con un sentido comunitario, de oración, de acogida de la Palabra de Dios y de la fuerza de su Espíritu. En la medida de lo posible, participarán varios grupos para destacar la riqueza del encuentro y que otros comparten con nosotros la misma misión.



         Eduardo M. Clemens
         Delegado Diocesano  de Misiones
         Director Diocesano de las O.M.P