lunes, 26 de enero de 2015

Celebración de la Infancia Misionera en Sevilla

El Festival de la Canción Misionera y los testimonios desbordaron en Sevilla todas las previsiones. Cerca del millar de niños y niñas se dieron cita en el polideportivo del colegio Claret acompañados de los voluntarios, animadores, profesores y catequistas.

La profesora y misionera Elizabeth Óleo llevó la animación de toda la jornada que comenzó con un saludo por parte del Delegado P. Clemens y transmitiendo los sentimientos misioneros del Arzobispo Don Juan José
Asenjo, quien apoyó desde el primer momento toda la implicación de los niños en la tarea misionera.


El testimonio de un Hermano de San Juan de Dios sobre los niños del Ébola afectó profundamente a todos, guardando un silencio contemplativo ante el sufrimiento de todos los niños que han quedado huérfanos por el
fallecimiento de sus padres con dicha enfermedad.

La hermana Paciencia, Misionera de la Inmaculada Concepción, se había reunido unos días antes en otro pueblo de la Archidiócesis con niños de colegios e institutos.
Danzas y bailes de los distintos continentes en los que participaron los mismos niños formado una gran familia pusieron en práctica el lema de este año Yo SOY UNO DE ELLOS

 Dividiéndose en grupos portando globos de colores (5, simbolizándose así los 5 continentes y aprendiendo el significado del rosario misionero) acabaron mezclándose en una explosión de color, resultando una multitud de
niños/as diferentes pero con un solo corazón.


Se entregaron los premios del Festival de la Canción, muy complicado lo tuvo el jurado y así nos lo transmitió. También se premiaron a los autores de los cuentos seleccionados en la Archidiócesis para el Concurso Misionero de
Cuentos organizado por las Obras Misionales Pontificias.

Nuestros amigos de un Centro de chicos/as con capacidades diferentes de San Juan de Dios, nos ayudaron en la animación para la rifa de las camisetas firmadas por los jugadores y donadas por los clubes del Real Betis Balompié y del Sevilla Futbol Club, a quienes les estamos agradecidos al igual que a los medios de comunicación. Una vez más Sevilla cuenta con la difusión que da a este evento ya clásico y revulsivo en el que los grandes protagonistas son los niños y niñas.

Sobre las cuatro de la tarde y después de la consagración a la Virgen Reina de las misiones, marcharon en autobuses a sus hogares para continuar el día de la Infancia Misionera en sus distintas parroquias y comunidades hasta la caída de la tarde del domingo.