• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

viernes, 4 de octubre de 2013

Invitación de nuestro Delegado a los sacerdotes de la Diócesis

Queridos hermanos sacerdotes:

    Es para mí un motivo de alegría acompañar la carta pastoral del Sr. Arzobispo en este año de Gracia cuando se van recogiendo los frutos del año de la Fe y profundizando en las consecuencias de la Nueva Evangelización para ahondar en la dimensión misionera de la Iglesia. Dar desde nuestra pobreza es un reto y el Sr. Arzobispo lo ha sabido captar al plantearse el proyecto esperanzador de la Misión Diocesana que tanto bien podría hacer en nuestra Archidiócesis y que será sometido a los Consejos Episcopal y Presbiteral. Si es bien visto por esos órganos diocesanos y todos nos entusiasmamos con él con espíritu abierto, seguro que supondrá un pulmón de aire fresco y renovador tanto para la misión ad intra como para la misión ad gentes de esta nuestra querida Iglesia que peregrina en Sevilla.
   Con el fin de prepararnos espiritualmente, dar quizá algunos pequeños pasos en el ilusionante proyecto de la Misión Diocesana y acompañar los grandes valores que atesora la carta pastoral de nuestro arzobispo para el DOMUND 2013, os invito encarecidamente a participar del retiro que impartirá D. Anastasio Gil García, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias y responsable de Misiones en la Conferencia Episcopal Española, el día 10 de OCTUBRE , segundo jueves de mes, (de 10,30 a 13,30 horas) en el Seminario Mayor Metropolitano.
   Prepararnos espiritualmente para tomar conciencia de la misión ad gentes no es una actividad eclesial más en la vida de la Iglesia, sino una de sus tareas principales. Y, pese a que podamos pensar que somos pocos sacerdotes en nuestra Iglesia de Sevilla y que ya tenemos bastante con la gran labor que debemos desarrollar por, entre y junto con nuestros feligreses, no podemos dejar de mirar con amor solidario a otras iglesias hermanas necesitadas de nuestro apoyo. Este esfuerzo no redunda únicamente en beneficio de esas iglesias hermanas necesitadas, sino que enriquece profundamente la vida de las iglesias que envían a sus misioneros porque permite que éstos mismos sean a su vez, desde la distancia, fermento de diocesaneidad y catolicidad verdaderamente auténticas.
   Los misioneros nos recuerdan que la Iglesia es católica, universal, y que las iglesias locales no son islas perdidas en el océano, sino miembros hermanados del cuerpo eclesial cuya cabeza es Cristo, quien ordenó a sus apóstoles, y por ende a todo cristiano, “Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones” (Mt 28,19). Por tanto, las iglesias locales sólo son auténticamente Iglesia cuando se abren a la universalidad y se muestran solidarias con otras iglesias hermanas  más necesitadas. Así, unas a otras, se retroalimentan recíprocamente en el amor de Cristo.
   Esto mismo dice el Papa Francisco en su mensaje para la Jornada Misionera Mundial 2013: "Vivir en este aliento universal, respondiendo al mandato de Jesús «Id, pues, y haced discípulos de todas las naciones» (Mt 28,19) es una riqueza para cada una de las iglesias particulares, para cada comunidad, y donar misioneros y misioneras nunca es una pérdida sino una ganancia”.
   Ojalá que la participación en este retiro nos aliente con alegría e ilusión a seguir el paso valiente de nuestro Arzobispo para animar a lo que todavía no es más que es un ilusionante proyecto, la Misión Diocesana, cuando estamos a punto de culminar el año de la Fe, y a alimentar nuestro espíritu misionero en aras de unas comunidades más vivas, de aquí y de allá, más auténticas y más comprometidas con los valores del Evangelio.


                                 Eduardo Martín Clemens
                                 Delegado Diocesano de Misiones
                                 Director Diocesano de las O.M.P.