• Reza y ayuda a las Vocaciones


    22 de abril- Jornada Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Llamada, respuesta y Misión


    Presentación Jornada de Vocaciones Nativas y Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones
  • Mensaje del Papa Vocaciones


    "Escuchar, discenir, vivir la llamada del Señor"
  • ¿Qué es Vocaciones Nativas?


    Una jornada de oración y ayuda a las vocaciones en los Territorios de Misión
  • ¿A quién ayuda Vocaciones Nativas?


    A 75.000 seminaristas y 6.500 novicios/as y 2000 formadores en los territorios de misión
  • ¿Cómo colaborar?


    Con un donativo o con una beca misionera para las Vocaciones de los Territorios de Misión
  • Oración Vocacional


    Recursos de oración para la oración diaria en colegios e institutos

miércoles, 14 de mayo de 2014

La religión, un asignatura que “brinda a los alumnos el encuentro con Cristo”


Invitación del Sr. Arzobispo a los padres a matricular a sus hijos en la clase de religión


Mons. Asenjo defiende el derecho inalienable de los padres a elegir el tipo de educación que desean para sus hijos, y sale al paso de quienes tratan de reducir la asignatura de Religión a un plano marginal. Tres de cada cuatro alumnos de la enseñanza pública han optado por esta asignatura. 
El arzobispo de Sevilla ha invitado a los padres católicos de familia a que matriculen a sus hijos en la clase de Religión, “pues –afirma- una buena formación religiosa y moral es la mejor herencia que pueden dejarles”. Mons. Asenjo Pelegrina extiende esta invitación a los jóvenes que cursan bachillerato y que están en situación de optar por sí mismos. El prelado hace este anuncio cuando comienza el plazo de reserva de plaza en los colegios públicos o privados de cara al próximo curso escolar.

Recuerda que se trata de “un derecho fundamental que os garantiza la Constitución Española y los acuerdos suscritos entre la Santa Sede y el Estado español. No se trata, pues, de un privilegio que se concede a los católicos, ni de una concesión graciosa del Estado. Como reconoce nuestra Carta Magna, los padres tienen el derecho inalienable de elegir el tipo de educación que desean para sus hijos, sobre todo en el plano moral y religioso, derecho que los poderes públicos no pueden ni limitar ni suprimir sin incurrir en una arbitrariedad injustificable en un Estado democrático”.
Ver noticia completa: AQUÍ