viernes, 10 de julio de 2015

El gesto de nuestro primer misionero

El pasado miércoles día 1 de junio se estrenó el mes de vacaciones con actitud misionera.

En la Capilla Real de la Sta. Iglesia Catedral el Arzobispo de Sevilla, Don Juan José Asenjo, presidió la Eucaristía de envío del misionero Diocesano Javier Colón Ibáñez,  en una sentida ceremonia. Este estuvo a también acompañado en el presbiterio por el Delegado Diocesano de Misiones Eduardo M. Clemens, compañeros suyos del Instituto Español de Misiones Extranjeras (IEME), un nutrido grupo de sacerdotes que habían compartido la labor pastoral con él durante los 13 años de servicio en la Archidiócesis, a los que se sumaron numerosas personas de las distintas comunidades a las que había servido, familiares y amigos.


El Prelado - cuando tuvo la oración de Envío- al bendecir al nuevo misionero en el momento de imponerle el Crucifijo, no teniendo ninguno al alcance, en un gesto sin precedentes se quitó su propio pectoral y se lo colocó al sacerdote que desde Sevilla, y enviado por su Obispo, partía para desarrollar su labor en Zambia
                           
Eduardo M. Clemens
Delegado Diocesano de Misiones
Director Diocesano de OMP