• CONCURSO CÓMICS


    Concurso de Infancia Misionera
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de niños
  • GESTO


    Revista misionera para niños
  • ANIMACIÓN MISIONERA


    Recursos para la animación misionera de jóvenes
  • SUPERGESTO


    Revista misionera para los jóvenes

viernes, 20 de julio de 2012

Carta de un niño de Brasil


                         SOY UN NIÑO DE BRASIL

Soy un niño de Brasil y me llamo Telmo. Mi país está situado en América de Sur y comprende la mitad oriental del subcontinente y algunos grupos de pequeñas islas en el océano Atlántico.
Cuando pienso que vivo en el quinto país más grande del mundo me parece impresionante. ¡¡Ocupa casi la mitad de Suramérica! Además, tiene fronteras con todos los países de América del Sur, excepto Chile y Ecuador.
Dicen que los brasileños somos muy alegres. Es verdad; a mí me encanta bailar y cantar, y nuestra ropa típica está llena de colores. Igual estamos contentos porque Brasil es un país precioso. Tiene una selva tropical enorme muy bonita, muchas islas con playas alargadas y ríos interminables.
Yo vivo en Florianopolis, que es la capital del estado de Santa Catarina. Vivo cerca de la playa, en una casa naranja, porque las casas de Florianápolis son de colores. El naranja es mi color preferido.
Mi padre trabaja en un taller de coches y mi madre tiene un puesto en el mercadillo. Cuando no voy al colegio me gusta ir a ayudar a mi padre al taller. Allí le ayudo con las herramientas.
La capital de mi país se llama Brasilia. Está en el centro del país. Yo nunca he estado pero me ha contado mamá que es una ciudad enorme, llena de casas muy altas. Es una ciudad muy grande:allí viven más de dos millones de habitantes.
Brasil fue descubierto por Pedro Álvares Cabral, un comandante portugués, en el año 1500. Antes de su llegada en mi país vivían los indígenas. Hasta 1822 mi país formó parte del reino de Portugal y por eso nuestra lengua oficial es el portugués. Dice el padre José Alberto, nuestro profesor de geografía, que en Brasil viven aproximadamente 203 millones de personas. De ellas 42 millones son pobres aunque en los últimos años se ha reducido un 20% el número de pobres. Hay niños tan pobres que van a buscar la comida en la basura.
Con el grupo de la infancia misionera hacemos todos los años actividades para recaudar fondos para ayudar a los pobres y rezamos mucho por ellos. También rezamos por ellos en casa, todas las noches, antes de ir a dormir. Mi familia es católica; es la religión más numerosa. Brasil es el país con mayor número de católicos del mundo.
Mi hermana quiere ser de mayor cocinera, y siempre ayuda a mi madre a hacer la comida. Nuestra comida típica es muy variada. Lo más típico, es la feijoada (alubias con cerdo), el vatapá, la moqueta, el polente y el acarajé. Todo es muy rico.
A mí lo que me gusta de verdad es jugar al fútbol. Brasil es famoso por su selección, que tiene el récord de copas mundiales (ha ganado 5). Tenemos futbolistas buenísimos jugando en los mejores equipos del mundo. Mi jugador preferido es Ronaldihno.