jueves, 5 de septiembre de 2013

EUCARISTÍA EN LA CATEDRAL DE SEVILLA POR LA PAZ EN SIRIA

La Archidiócesis se suma a la convocatoria que ha hecho el Papa Francisco de una jornada de ayuno y oración por la paz en Siria. La cita es en la Catedral el sábado 7 a las ocho de la tarde.
La Archidiócesis de Sevilla va a secundar la convocatoria que ha hecho el Papa Francisco de una jornada de ayuno y oración por la paz en Siria, en Oriente Medio y en el mundo. Será el próximo sábado, y tendrá como momento central la Eucaristía que se celebrará con esta intención a las ocho de la tarde en la Catedral, ante la imagen de la Virgen de los Reyes. Así lo ha confirmado el arzobispo de Sevilla, mons. Juan José Asenjo, en una carta remitida a los sacerdotes, diáconos, miembros de la vida consagrada, movimientos, asociaciones, hermandades y fieles de la Archidiócesis.
En la citada carta, el prelado sevillano subraya la “gran preocupación” con la que se siguen las noticias procedentes de Siria, “donde la crueldad se acrecienta con el uso de armas químicas contra la población civil. Una vez más –añade-, se ahonda el horrendo foso de la violencia de la que es capaz el hombre moderno, empleando los adelantos científicos y técnicos contra sus semejantes”. Mons. Asenjo recuerda el llamamiento que el Papa Francisco ha hecho el pasado día 1 a favor de la paz, así como la vigilia de oración que el Pontífice presidirá el sábado en la Plaza de San Pedro, entre las siete de la tarde y las doce de la noche.

Actos en parroquias y templos de la Archidiócesis
El arzobispo exhorta, en su nombre y en el del obispo auxiliar, a la Archidiócesis a unirse a esta convocatoria del Papa, y ruega a los párrocos, rectores y capellanes que “reúnan a la comunidad cristiana a orar por la paz, organizando algún acto litúrgico o paralitúrgico de la manera que consideren más oportuna”. Para ello se pone a disposición un material para la celebración de la Eucaristía o una celebración de la Palabra u Hora Santa.
La carta del arzobispo finaliza con una petición a favor de la paz: “Que la intensa oración por la paz aleje de todos los pueblos la amenaza de la guerra y la violencia, que sufren de modo particularmente intenso las minorías cristianas que viven en los países en conflicto, y despierte en los fieles cristianos y en todos los ciudadanos sinceros esfuerzos y trabajos por la reconciliación, el diálogo y el amor”.

Fuente: Archisevilla